viernes, 28 de agosto de 2009

Asatru

ASTRU, NORSK SED, FORN SED, VANATRÚ, HEATHINISM. Se refiere a la Antigua fe y las diversas formas en las que los antiguos pueblos del norte y centro de Europa manifestaban su fe, par con antiguos dioses nórdicos y germanos. Hace más de 2000 años los ancestros de éstas tierras veneraban los antiguos dioses y diosas cuyos nombres aún recordamos gracias a las sagas y a algunos relatos recopilados por monjes o historiadores; que dicho sea de paso, la mayoría están tergiversadas por ideales católicos que no compartimos. Creemos en Odinn, Thor, los dioses Aesir y los Vaenir, en los Dioses que poblan Asgard ;en las bondades, pruebas y destinos que nos dan a los pobladores de Middgard (la tierra media, el planeta en el que vivimos). Esté es tan solo un pequeño espectro de lo rico de nuestras creencias que nos fueron arrebatadas con la llegada del cristianismo y la imposición de dogmas de fe y credos extraños a nuestra sangre y a nuestros corazones, así como, la imposición de un dios nazareno, del desierto, que en nada comparte los ideales de nuestra fe, confinándoles el lugar de demonios. Asatru no es una fe dogmática ni plagada de pecados o castigos. Creemos en las acciones y sus consecuencias, creemos y fomentamos el honor, palabra ahora perdida y tergiversada o comparada con amor propio. Creemos en la familia y en las sólidas raíces que ésta promueve; en la seguridad del hogar y en la camaradería de aquellos a quienes llamamos hermanos. Sabemos que la vida no es sencilla y no esperamos que asi sea, tenemos el coraje de levantarnos las veces que sean necesarias y el valor de salir adelante. Conocemos el poder de las palabras por eso, comulgamos con la verdad y más que eso, sabemos que las acciones hablan por nosotros y nos forjan un nombre. Sabemos que el destino se va tejiendo pero, somos nosotros quienes les damos los matices.Los dioses a los que honramos los miramos de frente con amor lealtad y orgullo no con miedo ni sumisión. Nuestro mundo se haya enriquecido con seres que otras culturas ajenas se han empeñado en borrar, pero sabemos que la convivencia con los mismos nos hace compañeros en el Yggdrasil. La naturaleza nos es sagrada y por ello la honramos y cuidamos esa, nuestra amada Middgard, de los abusos que ha sido objeto por siglos. Nuestras raíces nos hacen ser lo que somos, sin embrago, creemos en la fe y la verdad del espíritu y los conocimientos de nuestros ancestros para comprender nuestro hammjya y honrarlos.Para saber quienes somos y adonde vamos. La fe crece y el corazón manda, es por ello que nosotros honramos a los antiguos Dioses Nórdicos y sin embargo, si la fe es real y viene del corazón no del color de piel o el apellido, seguir sus preceptos es lo único que importa. ¡La fe está en el espiritu! ¡Troa er i ånden!

IRNAN ULFENHDAR.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Sin Ofender